martes, 29 de diciembre de 2009

Misas para embarazadas: ¿son sólo para ellas?

Nos preguntábamos hace poco: ¿estas Misas, son para un grupo en especial de personas? ¿Cómo las vive quien no está pasando por esa situación? Aquí algunas de las reflexiones que hicimos. Los invitamos a pensar en algunas más que nos ayuden a enriquecer y a valorar estas celebraciones y especialmente que nos sugieran elementos que tal vez no estemos contemplando.

¿Qué viven las embarazadas?

  • Las madres se sienten acompañadas, alentadas y fortificadas por Dios y por la comunidad. Perciben la alegría de la Iglesia por la acogida que ellas dan al niño que llevan en su vientre.
  • Descubren en María un modelo feliz de madre y mujer. Que pasó por experiencias similares a las de ellas y que le permitieron florecer como mujer y saber que "desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí..."

¿Qué viven quienes anhelan un hijo?

  • Encuentran un ámbito propicio para que sus corazones se vean conmovidos e iluminados para descubrir que se es padre en el amor que se entrega y recibe en la diaria convivencia. Ya sea que conciban un hijo de su propia sangre o que generosamente se abran a la adopción. Y más en este segundo caso en que con su gesto, además están reparando la vida de un niño y posibilitando que se cumpla las Bienaventuranzas: "Porque tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; era forastero, y me acogieron; estaba desnudo, y me vistieron» (Mt 25, 34-36).

¿Qué vive cada persona presente?

  • Da gracias por su propia vida, por la maravilla de ese Don gratuito que recibió de Dios, por las vidas que nacen, por las vidas de sus seres queridos.
  • Comparte la experiencia y alegría comunitaria que significa celebrar la vida y La Vida con mayúsculas.
  • Vuelve a descubrir que amar es recibir un anticipo de eternidad. Que el hombre es amado por Dios como su hijo muy querido.

¿Qué vive la Iglesia?

  • Cumple su mandato evangélico de "promover, proteger y servir a la Vida"· Reza, toda la Iglesia, para encomendar a Dios a cada niño, a cada una de esas vidas débiles e inocentes, que son su predilección.
  • Se entrega a los designios de la Divina Providencia, pidiendo la intercesión de la Virgen María, madre del amor hermoso, para que cada bebé engendrado pueda ver y sentir en su madre la sonrisa de Dios.
  • Afirma la fe en un Dios que ama al hombre, que lo ha creado a su imagen y semejanza y que desde su concepción lo ha destinado a la vida eterna.
  • Trabaja para que en este mundo prevalezca la cultura de la vida.

Equipo Pastoral de Bautismo - Parroquia Santa Mónica - abril de 1999

Estén siempre alegres

"Estén siempre alegres. Oren sin cesar. Den gracias a Dios en toda ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús. No extingan la acción del Espíritu; no desprecien las profecías; examínenlo todo y quédense con lo bueno. Cuídense del mal en todas sus formas." Tes 5, 16-24

Una nueva exhortación a la alegría. Va unida a una invitación a rezar y otra a dar gracias. Y hay que hacerlo “siempre”, “sin cesar”, “en toda ocasión”. Y todo esto es así nada mas y nada menos que porque “es lo que Dios quiere de todos ustedes”. Si nos hubieran empezado a enseñar en el catecismo “lo que Dios quiere” por este párrafo..., pero no, empezamos por los mandamientos, y si había que dar alguna explicación lo que se nos decía era que eran “para nuestro bien”. No es fácil empezar por ahí, pedagógicamente es un error. Comprender que otro, (incluido Dios), sabe mejor que nosotros mismos lo que es “para nuestro bien”, es lo más difícil de todo. En cambio, enterarnos de que Dios lo que quiere es que estemos alegres, hubiera abierto un mundo a nuestro corazón y lo hubiera llenado de paz. Y esto no porque se nos hubiera dicho algo nuevo y sorprendente, sino al contrario, porque ya lo sabíamos. Sí, nosotros sabíamos que Dios quería que estuviéramos alegres siempre, que oráramos sin cesar y que en toda ocasión diéramos gracias, sólo nos faltaba escucharlo de nuestros adultos y que nos enseñaran a hacerlo un poco mejor. Pero no fue así. Empezamos por “lo que había que hacer” y cuando mucho tiempo después llegamos a leer aquellas líneas que nos hablaban de la alegría ya era tarde y casi inútil. Ya nada podía modificar el punto de vista desde el que se leía todo. Ya la expresión “estén siempre alegres” no podía sonar sino a otro mandamiento, era otra cosa más que había que hacer. Ya la invitación a “orar sin cesar” no podía ser sino una pesada carga que nada tenía que ver con la posibilidad de una vida plenamente humana y feliz. Y también “dar gracias” fue algo más “a cumplir”.No sé porqué habrán pensado que era más difícil enseñarnos el “no extingan la acción del Espíritu”, cuando uno es chico eso es fácil de entender. Al menos en nosotros no examinaron todo ni se quedaron con lo bueno, sólo nos enseñaron a cuidarnos del mal (en realidad de mal que había en ellos y que ellos suponían en nosotros). No se dieron cuenta que al hacer esto estaban despreciando las profecías y extinguiendo la acción del Espíritu.

Sería por eso que no estaban nunca alegres. Homilía del P. Jorge Oesterheld

lunes, 28 de diciembre de 2009

Gladys, una abuela agradecida

Hay momentos en la vida, que solemos arrodillarnos para rogar, pero son pocos los que agradecidos nos ponemos de rodillas para dar gracias.
Hoy quiero estar en las filas de estos segundos; porque después de haber sido testigo del milagro logrado con el nacimiento de mi nietecito Nicolás, no podía hacer otra cosa.
Brevemente les narraré este acontecimiento. Mi hija Silvina María, madre de María Florencia y de Nicolás Agustín, apostó desde hace cinco años a Jesús y a María, para poder tener hoy la dicha de ser madre de estas dulces criaturas.
Primero fue María Florencia, quien nació después de tres embarazos malogrados, y sin embargo no se dio por vencida. Juntas íbamos todos los días 31 de mes a San Ramón Nonato, allí llorábamos y pedíamos que se produjera el milagro; cuando nuestras esperanzas estaban a punto de flaquear, se anuncia la pequeña María Florencia, que nació con toda felicidad.
Transcurridos tres años, donde gozamos con todas las ocurrencias de una pequeña dotada de miles de gracias, mi hija decide tener su segundo hijo; allí comienzan nuevamente las penurias. Otro embarazo fallido, con un embrión muerto, obligan a una nueva intervención quirúrgica para Silvina; justamente dos días antes de navidad, la depresión se apoderó de ella y la tristeza de nosotros también. Nuestros miedos de padres se acrecientan y le sugerimos con insistencia, que se conforme con tener una sola hija y no hacer nuevos intentos, ya que ponía continuamente en riesgo su vida. Ella no contestaba y sufría en silencio, sin embargo, yo que la conozco sabía que no se daría por vencida.
Siguió apostando a nuestro Dios y sin saberlo tres meses más tarde de su pérdida, nos enteramos por una tercera persona, que esperaba un hijo. Debo confesarles que esta noticia, nos llenó más de inquietud que de alegría y tal vez algunos reproches, ya que veíamos que continuamente ponía en riesgo su propia vida.
Nuestro egoismo de padres, temíamos por ella, incluso por el bebé que se anunciaba, ya que uno de sus embarazos frustrados fue a causa de una malformación múltiple.
A partir de la noticia; y después de mucho hablar, decidimos acompañarla con nuestros ruegos en su " dulce y angustiada espera".
Pasaron los meses y ante cada ecografía todos acrecentábamos las oraciones, porque era una nueva prueba para ella y para nosotros.
Mientras tanto el Grupo de oración a Nuestra Señora de la Dulce Espera de la Parroquia Santa Mónica, seguía rogando por ella, la tenían en una lista desde el último embarazo fallido, dado que yo misma le pedí a una de las señoras del grupo de oración que la incluyera en las peticiones a Nuestra Madre.
La Virgen, no se hizo esperar, ya que luego supe, que a sólo una semana de haber comenzado a orar por ella, quedó embarazada. Hoy felices, damos mil gracias al Altísimo, ya que Nicolás desde el 25 de setiembre, justamente el día de la primera aparición de Nuestra Señora, se asomó al mundo con toda felicidad y sin ningún problema.
Gracias a Dios y a todos los que colaboran de algún modo para que este sueño se hiciera realidad.

Gladys
Una abuela agradecida

Un testimonio muy especial...

Cuando nos pidieron que escribiéramos algo para esta revista la idea nos emocionó ya que era la oportunidad para agradecer y hacer conocer nuestra historia.

Esta historia comienza en marzo de 1995 cuando decidimos contraer matrimonio. Como toda pareja de recién casados teníamos (aún tenemos) varios proyectos, entre ellos, y es en el que se basará nuestro relato, se encontraba el de formar una familia.

Muchas veces algunos de los proyectos parecen ser simples y estar al alcance de concretarse fácilmente y por ello se le quita el valor que este merece una vez alcanzado el objetivo.

Creíamos que el día que decidiéramos ser padres, no existirían complicaciones pero no fue así...

Hace aproximadamente tres años atrás decidimos que era tiempo de formar esa familia que tanto anhelábamos pero el tiempo fue pasando y el bebé no llegaba. A consecuencia de ello comenzaron los estudios médicos de cada uno de nosotros para detectar si existía algún tipo de problema, continuaron operaciones quirúrgicas y visitas a especialistas en fertilidad, pero el tiempo continuaba su curso y nada daba sus frutos.

A esta altura ya nuestras esperanzas de concebir un hijo comenzaban a diluirse. Llegamos al acuerdo de que no nos haríamos mas estudios médicos que nos hicieran sufrir, ver que a pesar de todo nada se lograba y que cada vez nos desilusionaran más. En ese momento nos dejamos en las manos de Dios (“Si Dios quiere que seamos padres, ya va a venir”). Mientras tanto se nos ocurrió que podríamos seguir disfrutando de nuestros sobrinos ( a quienes amamos con locura) o adoptar. El tiempo siguió pasando y un día se sucedieron una serie de hechos que hicieron que se nos invitara a una misa en la Parroquia Santa Mónica para el día 25 de marzo (Día en que se celebra la Anunciación del Arcángel Gabriel a María).

Ese día estuvimos a punto de no ir a aquella misa, quizás para no generar nuevas expectativas y no sufrir una nueva desilusión, pero nos dimos cuenta de la importancia de esa misa y consideramos que debíamos tener FE.

Aquella misa tuvo un toque muy especial ya que estuvo llena de emociones, las palabras del Padre haciendo referencia a lo que significa traer una nueva vida a este mundo, toda la parroquia rezando por aquellos que van a ser padres y por aquellos que deseaban serlo, la bendición del Padre a “las pancitas” de esas futuras mamás...

Esta vez el tiempo continuó pasando pero al mes de aquella misa se confirmó que nuestro pedido había sido escuchado.

Gracias a Dios y a la Virgen de la Dulce Espera, hoy en día somos nosotros los que pasamos al altar a recibir esa bendición que el Padre da a esas “pancitas” y mirando hacia atrás nos damos cuenta que si Dios nos hizo pasar por esos momentos que parecían difíciles era para que ahora podamos disfrutar el doble de este momento porque ya estamos en condiciones de valorar, como se merece, a este milagro de la vida.

Para culminar nos gustaría dejar una frase que tiene relación con el milagro de la vida al que hacemos referencia: Cada niño que nace, es la prueba que Dios aún no ha perdido la esperanza en nuestro mundo...

Marta y Sergio

Publicado en la Revista de la Parroquia Santa Mónica

Primera relación entre la mamá y el bebé



Es una bendición que el embarazo dure 9 meses. Esto da tiempo para que la mamá y el papá se acostumbren a la idea de que su bebé va a nacer.
Eso dice un libro sobre los bebés. Creo yo que hay mucho mas que ideas en una mamá y en un papá que espera un bebé.
Son muchos los sentimientos que surgen en una mamá sobre todo (y nos vamos a centrar un poco mas en esto ahora, la mamá, ) cuando sabe que esta embarazada.
Son muchos y diferentes, a veces según sea, joven o no tan joven, primeriza o multipara, soltera o casada..
En todos estos casos hay diferentes sentimientos, expectativas y planes.
Por otra parte hay embarazos en los que el físico no padece ninguna molestia y hay otros en los que náuseas, vómitos , mareos, a veces mas allá de los tres meses molesta a la mamá.
A veces alguna pérdida puede llevarla tener que hacer reposo un tiempo o todo el embarazo.
En fin, cada embarazo tiene características propias desde lo físico y lo mental conforman una experiencia particularísima, mas allá de que este hecho se repita tantas millones de veces como seres hay en el planeta, puesto que todos hemos nacido de un embarazo.
Los sentimientos que la mujer tenga dependerán de las circunnstancias del embarazo.
-Quería o no un embarazo
-Su situación personal afectiva
-Su situación de pareja
-Su salud
Pero también influyen como algo inevitable que es que cada una tiene ideas preconcebidas acerca de lo que es tener un hijo y estas aparecen en cuanto se sabe que se va a tener un bebé.
Se puede decir que nos estamos preparando para reproducirnos desde la infancia = cuando los chicos y chicas juegan a la mamá y al papá. Recordamos el gran interés de los niños por los bebés y por la lactancia..
Nuestras relaciones con nuestros propios padres y hermanos, con nuestra pareja, van conformando en nosotros la idea de lo que es ser buenos o malos padres.
- Qué pasa con el bebé?
La mamá se va acostumbrando gradualmente a la idea de que va a nacer un niño y también el feto se prepara para vivir en el mundo exterior.
Así es que suponemos que en las ultimas semanas del embarazo el bebé es capaz de darse cuenta de lo que le pasa.
El bebé oye la voz de la madre, la del padre y los hermanos.
La prueba es que el bebé recién nacido se vuelve al oir la voz de la madre, como si la reconociera.
Dentro de la mamá el bebé se va creando no solo en lo fisico sino también en los aspectos emocionales y mentales.
NACIMIENTO
Con el nacimiento termina la vida del bebé en el interior de la madre. Una vida en la que estaba conectado al sistema materno, bien sostenido t todas sus necesidades son satisfechas sin necesidad de que medie ningún deseo.
El bebé no conoce lo que es ser una persona separada ni lo que es sentir hambre, ni frío.
Desconoce lo que es necesitar que lo sostengan, o lo que es sentirse solo.
Con el nacimiento se lo lanza al exterior a un mundo desconocido donde tendrá que respirar por sí mismo, llorar para que lo alcen, llorar para que le den de comer.
Es para el niño entonces un cambio radical.
Es violento y tempestuoso, y no se puede esperar ni que el uno ni el otro se recuperen demasiado pronto.
Es comprensible que la madre tenga prisa por volver a la normalidad, pero pretender que no le ha pasado nada sería una equivocación.
Hacer cosas cuando la mamá se empieza a sentir bien siempre y cuando ni ella ni la familia se engañen a sí mismas pretendiendo negar que ha ocurrido algo que es muy importante (no descartes la bata demasiado pronto)
La realidad es que tenemos que reconocer que la nueva madre y su nuevo hijo necesitan tiempo para orientarse y recobrar el equilibrio. La mamá queda por bastante tiempo en un estado de gran vulnerabilidad para todo. Muy sensible. Necesita compañía, ayuda. Todo le parece difícil en relación a lo nuevo que es criar al bebé.

PRESENCIA DEL PADRE EN EL PARTO
La presencia del padre en el parto es importante y hoy es corriente que se cuente con su presencia.
Todo esto depende también de cómo está constituida la pareja. Hay parejas en que la mujer necesita verse acompañada por un varón.
Otras parejas ven la cosa de otro modo. Es difícil de todos modos que el padre se arrepienta de estar en el parto.
Algo que no se discute es si la necesidad del bebé (el tercero incluído) de entrar en contacto inmediatamente con la mamá. Esto lo tranquiliza, lo serena, enseguida calla el llanto y/o busca el pezón de la mamá o se duerme.
El bebé pequeño y desvalido se halla ahora exclusivamente a cargo de la mamá.
La atención del bebé significa, por cierto un considerable trabajo: es posible que esté:
- desvelado
- que llore durante gran parte del día
- que no se alimente bien
En este período la mamá necesita y desea por lo general , dedicarse exclusivamente al cuidado de su hijo y despreocuparse de cualquier otra cosa.
-Su esposo, su familia, sus amigos, deberán ocupar un lugar secundario, mientras ella se dedica con todas sus fuerzas a conocer a su bebé.
Acá es importante el rol del padre, el marido, o sus sustituto deberá contener, acompañar, sostener y suplementar a su esposa en lo que necesita para que ella pueda contener y contactarse con ese bebé que es de los dos y que necesita imprescindiblemente el rostro, la presencia de la madre para cohesionarse, para ordenarse, para serenarse y aprender así las bases de lo que es la relación hoy con la mamá, mañana con el papá, luego con el resto del mundo
También la mamá se sentirá cómoda con este apoyo y recobrará la confianza en sí misma e irá recuperandose de este shock que fue el parto.
La mamá una vez pasado el momento de excitación, alegría y felicitaciones por haber dado a luz un hijo pasa muchas veces por períodos de decepción y de tristeza de sentimientos muy oscuros que a veces no se esperan y asustan mucho.
Frente a esto, si nos damos un tiempo para aprender a conocer a nuestro hijo y orientarnos en este nuevo papel de madre. Tendremos mayores posibilidades de encarar la situación de una manera adecuada.
Aspirar a ser perfecta y no permitirnos nunca perder la paciencia con nuestro bebé, ni admitir que aveces deseamos que no hubiera nacido es una pretensión inútil.
Si una mamá es capaz de reconocer que en ciertos momentos se siente cansada y desanimada estará en mejores condiciones de advertir y comprender que también su hijo experimenta a veces hastío y enojo, lo cual constituye desde todo punto de vista una actitud mas sana.
Primeros sentimientos y necesidades del bebé.
Necesidad de una persona
El bebé necesita fundamentalmente de su madre o en su defecto de madre sustituta que lo conozca y comprenda en su particular modalidad, su carácter, y su forma de comunicar sus necesidades.
Además durante las primeras semanas necesita de su madre para poder construir en su mente la imagen de esta y poder conocerla progresivamente.
Si no tiene contacto con ella no la podra reconocer en el periodo en que debe reconocerla, porque lo necesita fundamentalmente porque es ella quien debe simplificar un mundo que resulta para el demasiado confuso y complicado.
Confuso y complicado porque es tan distinto del comodo mundo en que vivio y que muchas veces mientras esta despierto le causa verdadero terror.
En consecuencia necesita que su mama lo proteja de las confusas y angustiantes sensaciones que vienen de su propio cuerpo
del mundo esterno
el amor de la mamá por el bebé se expresa por los cuidados que su mamá le da al: abrigarlo, alimentarlo, alzarlo, mimarlo, poner su cuerpo contra nuestro cuerpo

Necesidad de que la madre permanezca junto a él
Sus exigencias parecen tiranicas pero debemos compremnder que tendra que acumular muchas experiencias de ser consolado, tranquilizado, reibir de la madre el alimento que pide para poder adquirir CONFIANZA en el mundo.
Si hacemos esto contribuiremos a dar al bebé la certeza de que su mama existe para el
De lo contrario fortaleceremos su sentimiento de inseguridad y su sentimiento de que el mundo esta lleno de peligro y que el puede desintegrarse.

Cada bebé es un ser particular.

La mamá debe aprender a observar a su bebé y descubrir el contenido de su mensaje
Al principio cuesta pero con el tiempo se hace entender se expresa de distinta manera si tiene hambre, si tiene frío, si se siente solo, si tiene miedo. Así la mamá deberá aprender a escuchar como llora su bebé para aprender la clave de porque llora.
¿Alzarlo siempre? Es conveniente primero detectar porque llora y actuar en consecuencia.

El sueño
Cuanto mas pequeño es el bebé menos clara es la division entre vigilia y sueño.
Los papas deben descubrir cuantas horas debe dormir el hijo pero es bueno también en esto descubrir cuanto necesita dormir el bebe, cuanto mas chiquitos son más duremen que estan despiertos, los mas pequeños tambien necesitan dormir despues de las comidas. Es conveniente que el bebé durema en su propia cuna ya que será conveniente que ordene su sueño para el horario nocturno y no tanto de día progresivamente.
Si el bebé tiene dificultades para dormir y hemos logrado ya hacer silencio bajar el nivel de la luz se podra cantarle una cancion de cuna o mecerlo con suavidad.

Primera relación importante
Esta relación entre la mamá y el bebé es el fundamento de las futuras relaciones que establecerá este con otras personas por cuanto la consideramos entonces fundante, es decir básica.
Lic. Mercedes Allona
Psicóloga

El misterio de la vida

Si en una fábrica de tractores se quiere acelerar la producción, se recurre a la intensidad en el trabajo, y a la duplicación de la materia prima utilizada. Con ello se consigue producir la misma cantidad, en la mitad del tiempo. Por ejemplo, si en nueve meses salen de la fábrica una cantidad determinada de unidades, duplicando las horas de trabajo y el material utilizado, esa misma cantidad de tractores podrán salir en cuatro meses y medio. Para ello basta una decisión eficiente del señor director de la fábrica.

Pero si ese mismo señor se convierte en padre de un hijito, tendrá que esperar ansiosamente los nueve meses del embarazo para poder ver su rostro. No ganará nada con tener dos señoras.

Porque la vida tiene sus propias maneras de realizarse. Poniendo el doble de granos de trigo sobre la misma superficie de campo, no necesariamente se consigue duplicar el rendimiento. Al contrario, suele acontecer que las plantitas se condicionen de tal manera por su cercanía que el resultado es exactamente el contrario del que se buscaba indebidamente.

La vida no se produce. Hay que aceptarla y acompañarla. Es un misterio que exige respeto y dedicación. Tiene sus propios ciclos y sus tiempos. El trigo es sembrado en el corazón del invierno, y madura en la plenitud del verano. El maíz nace en primavera y se lo cosecha al comenzar el invierno, luego de las primeras heladas. Los mandarinos florecen en setiembre, y en nuestras zonas mantienen sus frutas maduras de mayo a agosto. Las castañas entregan sus granos grandes y harinosos para Pascua. Lo que el agricultor decide es su plan de siembra y de plantación. Para ello elige las especies que desea, y les asigna un trozo de chacra o de huerta. En su sabiduría escalona los cultivos, y distribuye la cantidad de los distintos frutales. Pero jamás exige a una variedad que se amolde a la manera de ser de otra. Si quiere ciruelas planta ciruelos. Y cuando busca melones, no se emperra en sembrar sandías. Todo esto parece tan evidente. Y sin embargo lo que admitimos con naturalidad en la vida vegetal y animal, no queremos aceptarlo en la vida espiritual.

Tantas veces perdemos la paciencia ante la lentitud de los procesos de crecimiento propio o de los demás. Nos gustaría que un impulsivo diera frutos de paciencia, y le anulamos toda la riqueza de sus iniciativas. Exigimos a los niños que tengan la madurez que los grandes piensan haber conseguido, y con ello los hacemos apáticos a todo lo que no resulte eficiente.

Y en la oración ni que hablar. Pretendemos engendrar al Espíritu Santo mediante técnicas ascéticas, o con complicados métodos psico-gimnásticos. Y pensar que sería más sencillo pedírselo a Nuestro Padre que está en los cielos que, como lo afirmó Jesús, no nos negará su Espíritu Bueno si se lo pedimos con actitud de hijos necesitados.

La vida será siempre un misterio. Pero real y presente en todas partes. Nos está permanentemente contando sus parábolas, si es que tenemos los oídos para oir, y el corazón para escuchar.

Contemplativo no es el que se encierra en sí mismo evadiéndose de todo lo que lo rodea. Lo es aquel que tiene los ojos dilatados y los oidos abiertos para rastrear las huellas de Tata Dios por allí por donde haya pasado.

Y donde veamos algo que vive... el dedo de Dios está ahí.

Extraído de Cuentos Rodados

Autor: Mamerto Menapace

Jornada de preparación para la Navidad


En medio de una torrencial lluvia que nos trajo alivio y bendición después de una jornada de intenso calor, nos reunimos un grupo de personas en la Parroquia Santa Mónica con el P. Juan (sacerdote jesuíta) quién nos enseñó a rezar, según el método de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. La pregunta inicial fue ¿Quién eres tú?
Muy suavemente , nos pusimos en presencia del Señor. El sacerdote, nos fue guiando hacia la meditación y contemplación del misterio del Nacimiento de Jesús. Se basó en el texto del Evangelio de Lucas 1, 39-45.
Se hizo hincapié en los rasgos de María Santísima como la "Madre de mi Señor"; "La Creyente"; " La evangelizadora"... y en los movimientos espirituales que se producen cuando rezamos.
Fuimos sintiendo que la gracia del Espíritu Santo, nos iba envolviendo y como nos dijo el el P. Juan "a cada uno le llega de manera diferente"
Tuvimos tiempo para una conversación coloquial con el Señor y luego rezamos todos juntos.
Finalmente, se hizo una evaluación de este momento de oración, donde se trató de descubrir las mociones más importantes.
Dimos gracias a Dios, por su presencia que nos acompaña, por el nacimiento y muerte de Jesús que nos dio la vida, por la Comunidad de Santa Mónica que nos recibió y por tantas otras cosas que el Señor nos brinda.
Se vivió una tarde de regalo para el Señor y para todos los que estuvimos presentes.
19 de diciembre de 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

La esperanza cumplida

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. Mateo 7, 7

Ya llevaba 7 años de casado, con mi amada esposa, intentando cada año concebir un hijo. Para nuestra sorpresa a mi esposa la declararon los médicos estéril. Fue un golpe emocional muy duro. Yo la animaba diciéndole, que íbamos a tener dos hijos, una niña y después un niño; era cuestión de tener fe en Dios y saber esperar. Ella era incrédula y me decía que era mejor que buscara otra mujer. Esto hacía que la amara más y asimismo que aumentara mi fe en Dios. De un momento a otro a mi esposa le detectaron miomas en los ovarios y tenían que operarla. seguí orando a Dios. Antes de la operación, cuando el médico analizó los exámenes le dijo que estaba embarazada y que no había necesidad de operarla. Ese día marcó mi vida para siempre.
Nueve meses después nació una hermosa niña y la llamamos María Camila. Dos años más adelante nació un niño al que llamamos Santiago. De esta forma entendimos que nunca debemos perder la fe en Dios, que debemos saber esperar.
"La perseverancia en la oración produce milagros"
Fuente: El Aposento Alto
Testimonio de Milton Marino Vélez (Colombia)


martes, 10 de noviembre de 2009

Virgen del Cerro


Virgen del Cerro - Inmaculada Madre Del Divino Corazón Eucarístico De Jesús

En el año 1990 comienzan las apariciones de la Santísima Virgen en Salta ( República Argentina) a una mujer.
María Livia Galliano de Obeid es una mujer casada desde el año 1970, madre de tres hijos. Su vida hasta el año 1990 fue muy simple, como ama de casa cumpliendo sus deberes y llevando una vida muy tranquila y feliz en su hogar con su esposo y sus hijos.
Ella nunca imaginó ver a la Virgen y nunca lo pidió.
A principios del año 1990 comienza a tener las primeras manifestaciones sobrenaturales, siendo ella misma la primera sorprendida.
Un día escucha una voz interior que le habla, esta voz es extraordinariamente hermosa y sobrenatural, e inmediatamente produce un cambio en su corazón.
Estos coloquios se suceden a partir de allí con frecuencia. La voz que le habla se presenta como la “ Madre de Dios”.
La señora al principio no comenta de esto a nadie, ella quiere guardar este secreto que tiene con la Madre de Dios; no obstante esto, aunque lo disimula muy bien, hay un cambio muy elocuente en ella, porque siente un inmenso deseo de recogimiento y una gran felicidad en su alma.
Sin embargo, poco tiempo después, movida por un gran deseo de compartir esta dicha y felicidad, siente la necesidad de confiarse a su esposo y a su hija mayor, y lo comparte también con su pequeño entorno familiar, padres y hermanos; lo hace de manera espontánea y natural.
En ese entonces María Livia reflexiona en su interior y piensa que esto no va a trascender mas allá de la intimidad de su alma.
Con este pensamiento ella abre cada vez mas su corazón a la Santísima Virgen; y el diálogo entre ambas se va haciendo cada vez más íntimo.

Consagración al Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús


Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús.
Yo confío inmensamente en tu misericordia. Te pido humildemente que me dés la fe que necesito para abandonarme a tu infinita misericordia, porque ya se han agotado mis recursos humanos, y ahora sólo me cabe volverme con confianza a tu infinita compasión, porque sé que tu no desoirás mi suplica.
Aquí estoy Señor a tus pies pidiendo con fervor arregles todas mis cosas y problemas, según tu Amor y Beneplácito Divino, que será lo mejor para mí; concédeme lo que te estoy pidiendo, si es para bien de mi alma.
Toma Señor! mi problema. Toma, mi corazón! Yo confío en tí, corazón Eucarístico de Jesús!
Yo confío en tí, corazón Eucarístico de Jesús!! Amén

Virgen de Salta

"Yo soy la Inmaculada Madre del Corazón Eucarístico de Jesús"

Aparición de la Santísima Virgen María el 9 de julio del 2001, durante el rezo del Santo Rosario en el Santuario de la Inmaculada Madre en Salta - Argentina
" Salta tierra llena de luz. Cuidemos este Don. Misterio profundo del amor de Dios, Eucarístico Corazón de Jesús" Nuevo amanecer

Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús

miércoles, 21 de octubre de 2009

“El primer paso para construir una buena sociedad es la justicia solidaria”

Carlo María Martini ha sido un caso muy especial en la jerarquía de la Iglesia Católica, y para muchos la última esperanza de una verdadera regeneración a la altura de las exigencias de los tiempos… Hombre a la vez de fe y pensamiento, próximo a los problemas de las gentes, recibió por ello el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en el año 2000. El jurado acordó “por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2000 al Cardenal Carlo María Martini, jesuita y arzobispo de Milán, experto en estudios bíblicos y análisis paleográfico del Nuevo Testamento, intelectual de gran prestigio no sólo en el ámbito eclesiástico sino también en el marco general de la cultura. Ha dirigido algunos de los más significativos centros de estudios superiores de la Iglesia Católica como el Instituto Bíblico de Jerusalén y la Universidad Gregoriana de Roma, y ha presidido el Consejo de Conferencias Episcopales de la Europa Comunitaria. Entre sus numerosas obras publicadas se encuentran “En qué creen los que no creen” (Diálogos con Umberto Eco), “Novum Testamentum graece et latine” y “Peregrinos de la paz”.

En su discurso al recoger el Premio manifestó: “Sé que se ha tenido en cuenta para esta concesión el compromiso de abrir caminos de diálogo entre creyentes y no creyentes, y entre grupos sociales con dificultades de entendimiento mutuo (…) Hoy un espíritu dialogante es más necesario que nunca (…) para el diálogo es necesario tener sincera simpatía hacia el otro, acercarse a él con confianza, estar dispuesto a aprender de cualquiera que hable con sinceridad y honestidad. Un diálogo sobre las cosas más importantes de la vida es hoy necesario para la supervivencia y el desarrollo de las culturas, especialmente en Europa, para evitar además que nos relegue a espectadores de aquel “clash of civilizations” [sic] (”choque de civilizaciones”) que ha sido pronosticado por algún estudioso como consecuencia del final de los grandes bloques ideológicos.
En un mundo que cada vez se va unificando más desde el punto de vista económico y financiero y en el que hoy es posible comunicar en tiempo real desde todos los puntos de la Tierra a cualquier otra parte de ella, es necesario un estilo de diálogo y de escucha que incluya, además, los problemas sociales y económicos, y permita pasar de una globalización de los mercados y de las informaciones a una globalización de la solidaridad, como ha pedido con frecuencia el Papa Juan Pablo II, invitando para el año del Jubileo a “crear una nueva cultura de solidaridad y cooperación internacionales, en la que todos … asuman su responsabilidad para un modelo de economía al servicio de cada persona” (Juan Pablo II, Incarnationnis Mysterium, nº 12). Se trata de interpretar y organizar la economía reconociéndole el valor y los límites, y su subordinación a la ética. “Ello conlleva además la búsqueda de instrumentos jurídicos idóneos para un efectivo gobierno “supranacional” de la economía: a una comunidad económica tiene que corresponder una sociedad civil internacional, capaz de expresar formas de subjetividad económica y política inspiradas en la solidaridad y la búsqueda del bien común en una visión cada vez más amplia, capaz de abarcar el mundo entero”

Martini cree que “Compartiendo las responsabilidades se defiende la dignidad humana”, que no será posible sin esa justicia solidaria que antepone lo humano a los intereses ciegos del capitalismo neoliberal. Por ello subraya la importancia de la solidaridad: “es en la vida cotidiana, en las relaciones de la vida de todos los días, más allá de ideologías y de roles, donde ante todo se practica la solidaridad. Ésta exige que abandonemos los roles, que olvidemos las conveniencias, para darnos cuenta de que somos simplemente, hombres o mujeres, seres humanos”.

UN LENGUAJE CORRECTO SOBRE EMBARAZO Y ABORTO


Cuando una mujer está embarazada, con frecuencia se dice que “está esperando un hijo” o “va a tener un hijo”, o “va a ser mamá”. Sin embargo, sugerimos que dejemos de utilizar estas frases, pues no expresan la realidad en forma veraz.Una mujer embarazada no está “esperando” un hijo. Ya lo tiene. El niño existe, vive y crece en su vientre. Ella no está por “traerlo al mundo”. Él ya está en el mundo. El vientre de la madre está en el mundo tanto como la madre misma. La mujer embarazada no “será” madre. Ya lo es.Una mujer embarazada es una madre completa. No tiene “medio” hijo o un hijo “en camino” (“en camino..., ¿hacia donde?). El niño ya está aquí, en éste mundo, en toda su singularidad y en posesión de la misma dignidad que cualquier otra persona. Si nuestro lenguaje refleja esta realidad, contribuiremos a la comprensión de que los niños en el vientre de su madre son ya miembros de la familia humana. ¡ Ahora y aquí !

Entonces la gente podrá hacer la pregunta correcta acerca del aborto: “¿Deberá ella tener otro hijo?”. Nuestra respuesta puede algunas veces ser “no”. Puede haber circunstancias - médicas, financieras y sociales – en las que una persona no deba tener otro hijo.

Sin embargo, si una mujer está embarazada, ella ya tiene un hijo. La cuestión del aborto no es la de traer o no un niño al mundo, ¡ sino la de expulsarlo o no del mundo !.

El lenguaje es poderoso. Refleja y le da forma a lo que hay en la mente y en el corazón. Un paso pequeño pero necesario para poner fin al aborto consiste en emplear las palabras correctas y hacer las preguntas adecuadas.

Movimiento Familiar Cristiano (Diócesis de Santiago del Estero)



sábado, 17 de octubre de 2009

Miles de personas se manifiestan en Madrid contra la Ley del aborto


Con el lema "Cada vida importa", que ha encabezado la movilización, los manifestantes han dejado patente su oposición a una reforma legislativa que establece el aborto libre hasta la semana 14 y que sitúa en 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción voluntaria del embarazo. La manifestación ha transcurrido en un ambiente festivo decorado por numerosos globos de colores y banderas de España y otras con el lema de la movilización. Continuamente aclamado por los manifestantes que insistían en saludarle y hablar con él, el expresidente Aznar ha dicho a los periodistas que para él era un "deber de conciencia y de ciudadano" acudir a la protesta. En su opinión, lo que pretende el Ejecutivo al cambiar la ley del aborto "es un grandísimo retroceso". "Por lo menos, que mi voz se oiga en contra, con la mayoría de los ciudadanos de España", ha añadido. Preguntado por qué no cambió la ley del aborto, cuando él gobernaba, ha recordado que se trata de una norma nueva: "estamos hablando de convertir el aborto en un derecho, de permitir abortar sin consentimiento a las menores; eso pasa todos los límites". Durante la marcha ha destacado la presencia de miles de familias completas y numerosos niños que se han situado en el escenario central, en recuerdo de todos los abortos practicados en España desde que se aprobó la Ley del Aborto. Proclamas como "Hijos sí, aborto no"; "Vive y deja vivir"

domingo, 4 de octubre de 2009

San Pablo, protégeme de las malas lenguas


Como todo don, las lenguas pueden utilizarse bien o mal. "Porque a uno se le da por el Espíritu palabra de sabiduría;... a otro, poder de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversidad de lenguas; a otro, don de interpretarlas."I Cor. 12,8; 10
No se debe exagerar ni minimizar la importancia de ningún don. Cada uno tiene su lugar en al plan de Dios y debe utilizarse solo a su servicio. Ningún don es prueba de santidad.
"Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe." I Cor. 13, 1.
Debemos aceptar con gratitud todos los dones de Dios y usarlos bien. San Pablo dice: Doy gracias a Dios porque hablo en lenguas más que todos vosotros" I Cor. 14,18
Habiendo clarificado gratitud por el don de lenguas que el mismo posee, San Pablo escribe en el próximo versículo:"pero en la asamblea, prefiero decir cinco palabras con mi mente, para instruir a los demás, que 10.000 en lengua."-I Cor. 14,19

Clara de Asís, la primera franciscana

(28-29 de marzo, 1211). La primera mujer que siguió a Francisco fue Clara de Asís, hija de Favarone de Offreduccio. Era once años menor que él, de modo que, cuando el santo renunció a todo, ella tenía apenas doce años, pero se propuso hacer lo mismo, cuando llegara a la mayoría de edad. Cumplidos los 18 años, la madrugada del lunes santo salió a escondidas de su casa, y se marchó a Santa María, donde Francisco la esperaba con sus hermanos para consagrarla al Señor. Al día siguiente la llevaron al monasterio benedictino de San Pablo de las Abadesas (en el actual cementerio de Bastía Umbra), de donde intentaron sacarla, inútilmente, su tío Monaldo y todo el clan familiar. De allí pasó al monasterio de Santo Ángel de Panzo en las faldas del Subasio. Aquí se le unieron su hermana Catalina (Santa Inés de Asís) y otras amigas. Juntas se trasladaron luego a San Damián, donde fundaron la Orden de las Hermanas Menores, rebautizadas luego por Francisco como "Damas Pobres". Popularmente las llamaban Damianitas y sólo tras la muerte de Clara (1253), empezaron a llamarlas "Hermanas Clarisas". Francisco, viéndolas tan animadas, les escribió una forma o regla de vida que no llegó a ser aprobada, y se comprometió a cuidar siempre de ellas, visitándolas con frecuencia y animándolas con la palabra y el ejemplo. (Fratefrancesco.org - Fr. Tomás Gálvez).

San Francisco de Asís, Santo Patrono de la ecología y de los animales

Vida en la Porciúncula (1210-1212). La vida de los hermanos en Santa María de la Porciúncula no era diferente de la que llevaban en Rivotorto: "Aunque este lugar era ya santonuestros antiguos hermanos conservaban su santidad orando continuamente, día y noche, y observando constantemente el silencio; y, si alguna vez hablaban después de la hora fijada para el silencio, era para tratar, con la mayor devoción y del modo más discreto, de las cosas referentes a la gloria de Dios y al bien de las almas. Y si sucedía, cosa rara, alguno empezaba una conversación inútil u ociosa, enseguida era advertido por otro. Se mortificaban no sólo con ayunos, sino también con frecuentes vigilias, con el frío, la desnudez y el trabajo manual. Con frecuencia iban a ayudar a los pobres en sus campos, para no estar ociosos, y éstos, a veces, les daban pan por amor de Dios. Con estas y otras virtudes se santificaban a sí mismos y el lugar. Los que vinieron después vivieron durante muchos años de forma parecida, aunque sin llegar a igualar a los primeros". También observaban la clausura, para evitar que los seglares distrajeran a los frailes, y hacían salidas esporádicas para predicar en las parroquias cercanas y cuidar a los leprosos. Francisco, por su parte, no dejaba de meditar continuamente la pasión y muerte de Cristo crucificado, por lo que alguna vez lo encontraron llorando por el camino, cerca de la Porciúncula.

Hazme un instrumento de tu paz - Francisco de Asís

El cántico de las criaturas - San Francisco de Asís

domingo, 20 de septiembre de 2009

Santa Teresita del Niño Jesús

Santa Teresita del Niño Jesús, también conocida como Santa Teresa de Lisieux es Declarada por el Papa, Patrona de las Misiones. Su fiesta se celebra el 1° de octubre y son muchas las gracias que son concedidas por interseción de Santa Teresita a los que rezan con fe y a quienes leen su autobiografía en Historia de un Alma. En ella se cumple el evangelio de Jesús, cuando nos dice: "Los últimos de este mundo,serán los primeros en el Reino de Dios" y " Te bendigo Padre porque has ocultado estas cosas a los sabios y las has revelado a los pequeños"Luc.10,21) Esta jovencita, de sonrisa siempre amable y palabras alegres, ofreció su vida por amor a Dios, por la santificación de los sacerdotes y la conversión de todos los que no aman a Cristo.

Teresita nos dice: "Comprendí que el amor encerraba en sí todas las vocaciones, que el amor lo era todo, que el amor abarcaba todos los tiempos y lugares...En una palabra, que el amor es eterno...! Entonces, al borde de mi alegría delirante, exclamé: Jesús, amor mío..., al fin he encontrado mi vocación!
Mi vocación es el amor...!

domingo, 6 de septiembre de 2009

Contemplar como Francisco y amar como Jacinta


Se cuenta que junto a estos niños se siente un don sobrenatural, es el Espíritu de Dios que se trasluce en aquellos pequeños de apariencia sencilla y mirada profunda.
Francisco es el consolador de Jesús, brilla en él su humildad. El parecía pensar sólo en consolar a Nuestro Señor y a la Virgen, que le habían parecido estar tristes.
Jacinta, estaba preocupada por convertir pecadores y preservar las almas.
Entre las muchas advertencias de Nuestra Señora, que entre otras cosas, nos habló a través de los pastorcitos de las Virtudes Cristianas:
No debemos andar rodeados de lujos
Ser amigos del silencio
No hablar mal de nadie y huir de quien habla mal
Tener mucha paciencia, porque la paciencia nos lleva al cielo
La mortificación y el sacrificio agradan mucho al Señor
El 13 de Mayo del 2000, el Santo Padre Juan Pablo II los declaró beatos en su visita a Fátima, en presencia de la otra vidente, Lucia.
Francisco y Jacinta son los primeros niños no mártires en ser beatificados.

La Virgen les había enseñado: Oh Jesús!!! Perdona nuestras faltas, lleva al cielo a todas las almas, en especial a las más necesitadas de tu misericordia.

lunes, 17 de agosto de 2009

Domingo Savio "Patrono de las Embarazadas y de las Cunas"

Estando Domingo en el Oratorio en Turín, le pide a Don Bosco que le deje ir a ver a su madre que estaba enferma. Nadie sabía de esa enfermedad, pero ante la insistencia de Domingo, lo deja ir. La mamá estaba luchando por dar a luz un nuevo hijo y corría peligro su vida. Domingo entra, la abraza, la besa y deja sobre el pecho de ella un escapulario de la Virgen María. Regresa después al oratorio y le agradece a Don Bosco el permiso y le dice que su madre está bien. La mamá pudo dar a luz sin ningún problema a su bebé. Todos vieron el milagro y ella misma prestaba el escapulario a otras mujeres que tenían dificultades con el embarazo. Fueron muchas las gracias concedidas con aquel milagroso escapulario.


Oración

Santo Domingo Savio, que en la escuela de Don Bosco aprendiste a recorrer los caminos de la santidad juvenil: enséñanos a imitar tu amor a Jesús y a María, y tu ansia de llevar a tus compañeros a ser sus amigos; alcánzanos del Señor que, practicando tu lema " Antes morir que pecar" podamos conseguir nuestra salvación eterna. Amén

jueves, 16 de julio de 2009

Virgen del Carmen. Súplica en tiempos difíciles


" Tengo mil dificultades: ayúdame. De los enemigos del alma: sálvame.
En mis desaciertos: ilumíname. En mis dudas y penas: confórtame.
En mis enfermedades: fortaléceme. Cuando me desprecien: anímame.
En las tentaciones: defiéndeme. En horas difíciles: consuélame.
Con tu corazón maternal: ámame. Con tu inmenso poder: protégeme.
Y en tus brazos de Madre: recíbime siempre."
Madre Santísima del Carmen, ruega por nosotros, bendice a nuestra familia y amigos. Acompáñanos siempre en nuestras obras y en nuestro trabajo de cada día. Que podamos seguir siempre tu consejo "hagan lo que Jesús les dice". Amén

Festividad de la Virgen del Carmen: 16 de julio

domingo, 12 de julio de 2009

"Caridad en la verdad"

"La caridad en la verdad, de la que Jesucristo se ha hecho testigo con su vida terrenal y, sobre todo, con su muerte y resurrección, es la principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad. El amor -"caritas"- es una fuerza extraordinaria, que mueve a las personas a comprometerse con valentía y generosidad en el campo de la justicia y de la paz. Es una fuerza que tiene su origen en Dios, Amor eterno y Verdad absoluta. Cada uno encuentra su propio bien asumiendo el proyecto que Dios tiene sobre él, para realizarlo plenamente: en efecto, encuentra en dicho proyecto su verdad y, aceptando esta verdad, se hace libre (cf. Jn 8,22). Por tanto, defender la verdad, proponerla con humildad y convicción y testimoniarla en la vida son formas exigentes e insustituibles de caridad. Ésta "goza con la verdad" (1 Co 13,6). Todos los hombres perciben el impulso interior de amar de manera auténtica; amor y verdad nunca los abandonan completamente, porque son la vocación que Dios ha puesto en el corazón y en la mente de cada ser humano. Jesucristo purifica y libera de nuestras limitaciones humanas la búsqueda del amor y la verdad, y nos desvela plenamente la iniciativa de amor y el proyecto de vida verdadera que Dios ha preparado para nosotros. En Cristo, la caridad en la verdad se convierte en el Rostro de su Persona, en una vocación a amar a nuestros hermanos en la verdad de su proyecto. En efecto, Él mismo es la Verdad (cf. Jn14,6)."

Texto completo de la Encíclica: Caritas in veritate

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/encyclicals/documents/hf_ben-xvi_enc_20090629_caritas-in-veritate_sp.html

sábado, 30 de mayo de 2009

Homilía monseñor Héctor Sabatino Cardelli, Obispo de San Nicolás


Coronación de la imagen de la Virgen de San Nicolás y el Niño Jesús

María, Madre Nuestra, desde el “bendito el fruto de tu vientre”, hasta el “ahí tienes a tu hijo”;
Madre Nuestra, desde el “hagan lo que les diga”, hasta el cenáculo, acompañando a la Iglesia orante en la espera del Espíritu Santo prometido;
Madre Nuestra, desde Guadalupe y Luján, adelantándote a nosotros para esperarnos y que fuéramos Nación; Madre de la Iglesia, a quienes nos diste a luz en Jesús, tu Hijo y nuestro hermano; Aquí estamos hoy, desde el Norte y el Sur, desde el Este y el Oeste, donde nos acompañas en cada rincón, por más lejano que se encuentre de este bendito lugar; queremos expresarte nuestro amor, nuestro agradecimiento y nuestra súplica, porque te has manifestado nuestra madre para recordarnos el camino del encuentro con Jesús y fortalecer el vínculo fraterno que nos distingue como miembros de esta gran familia mariana. Por tu respuesta fiel al proyecto de Dios, asociada a su plan salvífico a favor de su gloria y de nuestro bien, fuiste coronada por encima de todo lo creado, gozando del triunfo de la victoria de Jesús sobre el dolor, el pecado y la muerte! Te vemos gozosos, participando de esa plenitud alcanzada porque fuiste la servidora del Señor, misión que se prolonga para nosotros en este tiempo en el que libramos la gran batalla, iluminados y aleccionados por tu ejemplo que celebramos, llenos de esperanza en tu mediación maternal, para que podamos también nosotros alcanzar la victoria. Lo que ceñiremos en tu frente y en la de tu Hijo, no será sino una sublime expresión de gratitud y reconocimiento por ser la causa de nuestra salvación cuando nos diste a Jesús, por quien somos tus hijos y hermanos entre nosotros. La humildad y pequeñez de tu servicio incondicional al querer de Dios ha significado tu mayor grandeza, porque gracias a tu actitud de despojo Él creció y te hizo partícipe, asociándote a su obra redentora. Tu camino va de la mano con el de Jesús, nuestro camino, y así , te has convertido en el fruto más espléndido de su obra y, para nosotros, en el modelo de santidad y adhesión al plan de Dios. Vemos en tu vida y persona una expresiónd dócil, sencilla y, a la vez, totalizante de cómo debe ser para nosotros el modo de vivir esta relación con Dios, sin dudas ni temor de equivocarnos, convirtiéndote en un signo de esperanza. Te alabamos, Virgen Madre, pues nos diste al Redentor que alcanzó pan para nosotros la gracia y la salvación. Eres el gran prodigio que creó Dios por bondad. Eres la promesa de victoria, nuestro triunfo sobre el mal. Madre de la Iglesia, hoy queremos proclamar tu grandeza en la magnitud de tu servicio de amor, queremos confesar nuestra gratitud y cercanía, desde siempre, que reconocemos, valoramos y anunciamos de generación en generación. Este pueblo peregrino que se pone bajo tu amparo, somos tus hijos, en quienes forjaste la fe en aquel que nació de tu carne, hoy te pedimos que nos hagas semejantes a Jesús y podamos mostrar su rostro labrando la amistad entre nosotros para adelantar aquí el gozo de la patria futura. Elegiste este lugar para que todos los argentinos nos encontremos aquí y nos embebamos de tu amor y de tu paz para compartirlo en el nombre de tu Hijo Jesús. Esta corona que resume el querer de todos es un gesto de alegría y de gozo que nace del reconocimiento de tu humilde, silencioso y fecundo servicio que estamos felices por recibir y de alguna manera, queremos expresar la prioridad que le damos de nuestra parte. Eres nuestra reina del corazón, de la mano tendida, del cobijo y el acompañamiento, del estar y caminar juntos, de tu mirada serena y de tu ofrenda divina al entregarnos a tu Hijo. Eres la inspiradora de nuestros grandes ideales de comunión y fraternidad, ayudándonos a vivir en la alegría y en el dolor, en la siembra, en la poda y en la sasón del fruto que madura al calor de tu mirada. Has entrado en el quehacer cotidiano de nuestras vidas, haciendo de nuestras casas tu Nazareth; de nuestras vidas, tu misión; de nuestras conductas, tu obrar; de nuestra oración, tu disponibilidad, a lo que Dios te pidió, de nuestras comunidades, la fraternidad que nos imprime tu presencia de madre. Esta presencia en nosotros nos convierte en discípulos de Jesús, de quien eres la maestra que eligió la mejor parte, en Iglesia como lugar de encuentro y vivencia, porque al darnos a Jesús te convertiste en nuestra madre. Hoy, aquí, somos un signo visible, fuerte y gozoso de todo lo que haces y significas para cada uno de nosotros, que con fe grande y amor de correspondencia, queremos expresarte el lugar que ocupas en nuestras vidas. Sabemos que como madre curarás las heridas de nuestras caídas y como maestra, nos indicarás el camino para no volver a caer. Somos tuyos, te ofrecemos hoy nuestra vida y nuestro corazón, tu guárdanos y defiéndenos como una posesión tuya. ¿Qué más podemos darte? Como expresión material e indeleble hemos elegido un metal de nuestra tierra, el fruto de nuestros campos y el punzón y el martillo del orfebre en manos de tu pueblo y de tus pastores para labrarte este signo de nuestro amor que hoy ponemos en tu frente como testimonio irreversible de que te queremos y te pertenecemos. Los signos de la Cruz, del Espíritu Santo y del Rosario están por encima de todo como testimonio de tu grandeza asociada a la voluntad de la Trinidad Santísima que sintetiza toda nuestra voluntad. Madre, como pueblo mariano, fieles y pastores, te sentimos tan cercana que nos fusionas en la intimidad de Dios, haciéndonos uno, para que el mundo crea! Mons. Héctor Cardelli, obispo de San Nicolás de los Arroyos

Santuario de la Virgen del Rosario de San Nicolás

"Mi amor de Madre se vuelca hacia mis amados hijos. En este pedazo de tierra bendita, el Señor renueva el alma; aquí, el Señor fortalece el espíritu, aquí, la Madre espera de sus hijos, el nacimiento del hombre nuevo, para hacerlo crecer con un corazón abierto, un corazón limpio y merecedor de las bondades del Señor. Amén, amén." (Mensaje N° 1183 del 26-5-87)

El 25 de septiembre próximo, fecha en que todos los años se conmemora la aparición de la Virgen, la imagen será coronada en todas las Iglesias del país.
Página del Santuario de la Virgen de San Nicolás:http://www.virgen-de-san-nicolas.org/maelesim.asp

Salida de María del Rosario hacia el parque de la Coronación

Nuestra Santísima Madre, es llevada hacia el parque de la Coronación (el campito donde apareció a la vidente), los fieles la esperan a la salida y derraman pétalos de rosas sobre su imagen y la del niñito Jesús. Esta celebración se realiza los 25 de cada mes en San Nicolás, pero se realizó este 25 de mayo muy especialmente, porque fue coronada por su pueblo.

martes, 26 de mayo de 2009

Imagen de la Virgen de San Nicolás coronada

Madre Santísima, escucha las plegarias de todos tus hijos. Concédenos la paz, el amor en las familias, en nuestro país y en el mundo. Que no nos falte la dignidad del trabajo y danos sabiduría y discernimiento para ayudar a nuestros hermanos, en especial a aquellos que más nos necesitan.

Coronaron a la Virgen del Rosario de San Nicolás


A 26 años de la creación del santuario, en San Nicolás, 500.000 personas renovaron su devoción

SAN NICOLAS.- Una multitud acompañó la coronación de la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás, 26 años después del nacimiento de esta devoción en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos.La imagen había sido bendecida en Roma en 1884 por el papa León XIII, pero la devoción se difundió en San Nicolás desde 1983.Fuentes de Seguridad de la intendencia y de la policía estimaron en unos 550.000 los concurrentes, llegados de todo el país.Dos horas antes de comenzar la procesión, quienes querían acceder al camarín de la Virgen formaban una cola de cuatro cuadras. El último de la cola era Luis Cabrera, de 69 años, de La Tablada. Había sido peón en el Mercado de Abasto. "Soy jubilado, cobro sin trabajar", dijo. Contó que el 25 de junio de 2005 vino al santuario y el 12 de julio empezó a cobrar la jubilación. "Desde entonces, cuando puedo vengo a agradecer."En el santuario entraba y salía gente todo el tiempo. Se rezaba el rosario. Miriam Chevalier, de 43 años, operaria en una empresa de jabones, había venido con cuatro ómnibus de una parroquia de La Matanza. Venía con su esposo y sus hijos Uriel, de ocho años, y Lucio, de cinco. "Los dos son un milagro de la Virgen -dijo-, porque yo no quedaba embarazada."En el patio de la casa de Gladys Motta, la mujer que en 1983 manifestó al entonces obispo de San Nicolás que había visto a la Virgen, muchos tiraban papelitos con pedidos a la Virgen. "Virgencita, te pido que el pequeño Julián, que está en camino, venga al mundo de la mejor manera posible", podía leerse en un papelito.Teresa Lalor de Paz recordó que su suegra, Lía Paz, que organizó cientos de peregrinaciones de las Esclavas de María, murió hace dos años hablando en voz apenas audible de la coronación de la Virgen. Cerca del santuario crece un árbol que ella trasplantó allí desde el balcón de su departamento en Barrio Norte."La gente tiene fe, la gente mira al cielo, está sedienta de Dios", dijo el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera. Al evocar el 25 de mayo de 1810, afirmó que "no podemos renegar de nuestro origen, lo cristiano forma parte de nuestra historia".En la calle, entre la gente, el obispo de San Nicolás, monseñor Héctor Cardelli, dijo a LA NACION que la coronación "es respuesta al pedido del pueblo", que recibió en miles de cartas y mails. La coronación tiene un alto valor simbólico en la Iglesia; para que una imagen sea coronada debe ser de amplia significación en un lugar.

Pañuelos y pétalos

Entre cantos, la imagen fue acompañada por una procesión por las calles de unas 20 cuadras. Cuando llegó al campito, entre el agitar de pañuelos, Sofía Cabrera, de ocho años, sostenía unas rosas que le había dado su abuela, Sofía Martínez, devota de la Virgen.Concelebraron la misa al aire libre diez obispos y decenas de sacerdotes. A las 16.20, en medio de la misa, se realizó el rito de colocar la corona en cuya confección participaron con sus manos más de 600.000 personas. Cardelli dijo a la Virgen que al ceñirla con una corona visible ellos "reconocen a tu Hijo, el Rey del Universo". Luego, el orfebre Juan Carlos Pallarols, que talló la imagen, ajustó los pernos. Unos globos con una bandera argentina se elevaron al cielo y hubo salvas de estruendo.Se acercaron al altar ofrendas de todo el país. Desde Córdoba llevaron alfajores y "mil rosarios rezados". De San Juan, vino para misa; de Mar del Plata, anchoas; de Tapiales, alimentos; de Tucumán, caña de azúcar y candelabros de cristal. También llegaron desde otros países. Omar Vilela, peruano, trabaja de obrero de la construcción en La Plata y dijo que viene todos los días 25 . "Ella me sacó del fondo del pozo y me dio una nueva oportunidad", deslizó.Se cantó el Himno Nacional. Entre nubes de pétalos, la imagen de la Virgen fue devuelta al santuario. El cielo se encapotó y empezó a llover. "Nos vamos con una bendición", dijeron unos peregrinos de Santa Fe.

Jorge Rouillon. La Nación